La sirenita

-Pequeña sirenitaPosters-de-teatro19

¿Qué te pasa

Qué no cantas?

¿Por qué tu cara muestra

Esa profunda pena?

Todos admiran tu belleza

Y ese tu cantar

Que de tu boca nace

Sin parangón

En los siete mares

-Desdichado soy viajera

Pues a un humano salvé

Contra la ley del rey

Y no puedo por más

Dejar de pensar en él.

-Enamorada te veo

Hija del mar

Se ve en tus ojos

Azul de mar veraniego

Y entiendo tu pena

Pues es amor prohibido

A toda sirena

A todo habitante del mar.

-¿Qué puedo hacer viajera?

Deseo verle con ansia

Y dejarme ver no puedo

O acabaré convertida

En espuma de mar blanquecina

Tú has viajado mucho

Allende los siete mares.

Solo puedo confiar en ti

¿Qué me aconsejas

En estas horas?

-Pequeña sirenita

No hay solución

Definitiva pare este

Problema tuyo

Pero en mis viajes

Oí hablar de alguien

En rumores, en susurros

Una bruja del mar

Que concede deseos

Más no hay que afanarse

Pues el precio

Impuesto es alto

Y una vez pactado

No vale echarse atrás.

Es peligroso, piensa.

-No hay nada que pensar

Ir en su busca me dispongo

Nada temo más

Que este corazón desdichado

Si lograr verle puedo

Todo sacrificio será poco

Gracias viajera por este tu consejo

Adiós, me despido.

Y nadando a través del mar

La sirenita se marchó

Presurosa por ver su deseo

Concedido prontamente.

Más trágicas noticias

Sobre esta desdichada

Sirena me llegaron

A cambio de cuerpo humano

Con el que pasear

Junto a su enamorado

Perdió su bella voz

Moneda de cambio por

Semejante hechizo.

Más una condición impuso

Si permanente quería el cambio

Un beso de amor del joven

Antes del tercer amanecer

Un beso no logrado

Pues su corazón

Estaba ocupado

Por otra doncella

Que no mi dulce sirena.

Y sin beso ni voz

El hechizó concluyó

Y como espuma de mar

Su dulce vida terminó.

Con cada ir y venir

De las olas del mar

Su canción se oye

Entre centenares más

Compañeras sirenas

Que truncaron la ley

Del mar por amor

Del conjuro por pasión.

Continúo mi viaje sin fin

Sin más consejo que dar

Salvo ser sirena y no desear

Más que el amor acuoso

Que por doquier se encuentra

En los siete mares”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .