Cayendo

willian-west

Había caído desde muy alto y ahora se dejaba llevar por la corriente. Dormido y con los ojos cerrados, apenas era consciente del agua que le transportaba. Unos ojos le vieron y corrieron en su auxilio. Las manos le sacaron del agua y cuando abrió los ojos, vio la cara de un ángel de rizos pelirrojos. Sonrió.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .