Perdido en la ciudad

Los mejores años habían sido a su lado. Con ella había reído, había llorado, pero sobre todo había amado. Ahora que ella había cerrado los ojos,  nada tenía sentido. Ya no tenía un hogar al que volver, ni siquiera tenía recuerdos más allá de ella, por eso vagaba sin rumbo perdido en la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .