Robo enano

Los enanos estaban preparando un gran baile en el que celebrar los beneficios que estaba dando la ampliación de la mina, sin embargo, la anfitriona no encontraba sus joyas y se negaba a empezar la celebración.

Buscaron y buscaron, pero las joyas no aparecía. No sabían que, el encargado de los establos las  había encontrado y las había vendido a cambio de grandes y deliciosos manjares con los que saciar su hambre voraz y ampliar su gran barriga.

El baile no se celebró esa noche, ni la siguiente. Solo cuando encontraron las joyas en la casa de empeños, el baile se pudo celebrar. También encontraron al encargado de los establos, responsable de la fechoría. Como castigo a sus crímenes, fue enviado a la mina, donde perdió su gordura y nunca más vio la luz del sol.

Un comentario sobre "Robo enano"

  1. Buenos días, me gusta mucho como escribes, por eso la idea de ser tu compañera bloguera puede ser interesante, segura de que mutuamente disfrutaremos de nuestra relación literaria. Ven, visítame y te quedarás: ” minovela.home.blog”.
    Únete a mi web, donde te voy a acompañar para entender cada paso de los que fui dando a lo largo de las páginas de mi novela “S.H. El Señor de la Historia”. Quiero ayudarte a bucear en su filosofía confiando en que comprendas la profundidad de su mensaje.
    TE ESPERO
    Mary Carmen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .