Jamás alguien sintió tanta rabia

Jamás alguien sintió tanta rabia acumulada. Sabía que no era algo que hubiese aparecido de repente si no que se trataba de cientos de emociones guardadas, emociones a las que nunca había dado alas para que desaparecieran de su interior. Cada una de esas emociones negativas habían ido cayendo en un vaso que poco a poco se había ido llenando imperceptiblemente. Pero tras la caída de aquella última gota de pesar y rabia, tras rebosar el vaso, todas aquellas emociones se juntaron y buscaron recuperar su lugar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .