Mil hojas frías


Mil hojas frías


Mil hojas escritas llenas de una tinta triste y monocroma. No tienen color o una decoración que llame la atención y viven sin nada más que unas letras que tal vez alguien algún día leerá.

Entonces el escritor, con un alma infantil, coge un rotulador de color para trazar una línea, luego otra. Cambia de color para pintar puntos. Cambia mil veces de color y formas para colorear y decorar esas hojas tristes. Éstas se vuelven alegres, se sienten felices llenas de vida. Ahora todo el mundo quiere verlas y leerlas. Todo gracias a unos pocos trazos de color que han cambiado por completo esas mil hojas antes frías y monocromas.

2 comentarios sobre “Mil hojas frías

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .