Hadas fugaces


Hadas fugaces


Hay muchas historias acerca de las estrellas fugaces pero pocas se acercan a la realidad de lo que son, pues mucho cuidado se ha tenido para que nadie conozca la verdad. Pero incluso así, hay muchos resquicios y susurros perdidos que han traído hasta mí la verdad.

Hace muchos años, las hadas vivían en la Tierra junto con los humanos, los animales y las plantas. Allí, ayudaban a mantener el equilibrio del planeta. En esos momentos ese mundo florecía en su máximo esplendor pero eso cambió cuando los humanos, celosos de las hadas y de su magia, empezaron a cazarlas para conseguir sus encantamientos y hechizos. Ellas huyeron lejos de los hombres y sus ciudades, se fueron a los bosques y a las montañas pero hasta allí fueron a buscarlas. Cansada de esa persecución abandonaron el planeta y se fueron a vivir a las estrellas donde poder ser libres nuevamente.

Desde ahí, en las lejanas estrellas, continuaron vigilando esa tierra que habían abandonado temiendo que en algún momento el planeta sucumbiera a la oscuridad, a la avaricia de los hombres. Con el pasar de los años sus temores empezaron a cumplirse pues ya no estaban ellas para cuidarlo y los hombres tampoco hacían nada por él.

Mirando más detenidamente se dieron cuenta de que los humanos ya no se acordaban de ellas. Podían volver al planeta aunque irían con cuidado pues no querían volver a ser perseguidas. Aprovechando las fechas en que la Tierra se acercaba más a su nuevo hogar, decidieron volver amparadas en la noche. Así, bajan a nuestro planeta con un brillo que todos confunden con el de las estrellas y las llaman estrellas fugaces.

Al amparo de la noche, cuidan del planeta al que devuelven el equilibrio perdido. Y antes de que nos demos cuenta, vuelven a su nuevo hogar y dejan que pensemos que son estrellas que caen a la Tierra porque en este mundo ya no hay hueco para la feliz armonía entre los humanos, los animales, las plantas y ellas mismas, las hadas.

Y ahora que ya sabes la verdad, mantenla oculta a los oídos indiscretos que buscarán aprovecharse de las hadas. Y si ves una estrella fugaz, alégrate porque las hadas han vuelto para cuidarnos.

2 comentarios sobre “Hadas fugaces

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .