En memoria de Poseidón


En memoria de Poseidón


Desde su casa terrestre habían sentido el temblor y la ira del Dios Poseidón. Algo andaba mal, pero no pensaron que fueran tan terrible, solo un enfado más del voluble señor de los mares. Pero cuando se asomaron a la ventana y vieron acercarse aquella gigantesca ola supieron que ya no estaban a salvo en tierra firme y huyeron rápidamente a su morada submarina.

Allí se quedaron hasta que la ola pasó y también hasta que pasaron otras más pequeñas. Apenas habían salido nuevamente a la superficie cuando llegó la noticia. Poseidon había muerto y todo el mar había perdido el control en señal de luto. 

Durante las semanas que siguieron hubo muchas otras olas gigantes, también tormentas y remolinos que se tragaron a los barcos que habían osado hacerse a la mar. Mar y costa eran territorios peligrosos incluso para los tirones como ellos. Sólo quedaba esperar. Esperar a que las aguas se calmasen y se pudiera rendir homenaje a su protector. Cuando las aguas finalmente se apaciguaron la ciudad dorada de Atlántica se llenó de tritones, que lloraban mientras llenaban el lugar con sus lágrimas de perlas.

Muchos acudieron sí, pero también otros tantos faltaron. Aquellos que tenían su casa en la tierra y en el mar se quedaron a ayudar a los humanos pensando que así también podrían agradar a su Dios. Poseidón, aunque voluble, destacaba por ser ser justo y aquellas olas solo habían nacido del descontrol y no del castigo. Ello hacía justo que tuvieran que ayudar para que la memoria de Poseidon no cargara con esa culpa eternamente.

Y así, durante meses ayudaron en las tareas de búsqueda de supervivientes, en su posterior recuperación y en la reconstrucción de los lugares arrasados. Más de un año después y con las zonas sanadas parcialmente, dieron por concluida su labor, y entonces sí que acudieron a Atlántica a rendir homenaje a tan maravilloso señor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.