Los cañones de marte


Los cañones de marte


Última hora de la NASA en su exploración de la superficie del planeta Marte. Se confirma que el planeta vecino cuenta con cañones que evidencian la existencia de vida…

La niña ante esa noticia se imaginó el hallazgo. Grandes cañones de guerra repartidos por toda la  superficie en un claro ejemplo de que los marcianos habían tenido guerras bien igual que en la Tierra. Pero por algún motivo los marcianos habían desaparecido y de ellos solo quedaban los cañones. Pobres marcianos, no se podía imaginar lo que les había pasado, acaso la Tierra y la humanidad correrían la misma suerte. Intentó preguntar al respecto pero no la respondían y se acabó olvidando.

Última hora de la NASA en su exploración de la superficie del planeta Marte. Se confirma que el planeta vecino tiene agua congelada en sus polos…

Años más tarde la misma niña convertida en adulta, escucha la última noticia de la NASA, y recuerda lo que llegó a pensar de los cañones en su juventud. Un cañón también es un paso estrecho por el que discurren los ríos. Qué vergüenza. Espera que nadie se acuerde de ello aunque ella sabe que jamás lo va a olvidar y tal vez, algún día, escriba una pequeña anécdota al respecto.

2 comentarios sobre “Los cañones de marte

  1. Pobre niña…debe estar muy cerca del mundo adulto, para percibir que el mundo es un caos…Dile que los extraterrestres -que los hay- no vendrán a conquistarnos, solo a educarnos. Un cálido saludo.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.