El secreto del flautista – parte 5

Cuentos - microrelatos

—Disculpa, ¿qué decías?—preguntó mientras se quitaba los tapones de los oídos.

Micaela lo miró sin llegar a entender qué había pasado.

—Te decía que estoy investigando la leyenda del flautista y quería hablar contigo.

Y el joven al escucharla por fin, se quedó blanco como la leche y salió huyendo lo más rápido que pudo. Micaela que había agotado todas sus fuerzas tras la larga caminata se rindió, dejándolo marchar. Volvió a la ciudad y se acercó nuevamente al restaurante, pero estaba cerrado con un letrero que ponía:

«Cerrado por enfermedad»

¿Casualidad o el joven había alertado de su presencia al restaurante? ¿Qué estaba escondiendo? Acudió a la biblioteca de la ciudad, sin dejar de darle vueltas al cierre inesperado del restaurante al que pensaba volver al día siguiente. Pero a la mañana siguiente siguió cerrado y al siguiente, y durante toda su estancia en la ciudad. Sin más días de vacaciones volvió a su casa y a sus clases sin avanzar en su investigación pues estaba segura de que debía continuar en esa dirección. Ya volvería en Navidad…


Continuará

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.